Decime que te ha pasado varias veces al trabajar con tu emprendimiento. Tenés miles de actividades por hacer, desde crear contenido para tus redes, trabajar para tus clientes actuales, actualizar la web hasta llamar a un proveedor para coordinar una entrega, entre otras actividades.

 

Me ha pasado sobre todo en mis comienzos, que me era difícil saber por dónde empezar. Para mí todo era importante. Hacía algo y sentía que no hacía progreso, sentía que la lista de pendientes era interminable. Decime que no soy la única :).

 

Ahora que nos sentimos en la misma sintonía te cuento que esta situación es muy normal al emprender y que hay un denominador común que nos auxilia para que las tareas por hacer no nos abrumen, es conocida y se llama ORGANIZACION.

Si la tenés de aliada te puedo asegurar que tu forma de trabajar será mucho más fluida y ordenada. Creeme que trabajar así no te cambia la vida, pero casi que si!. Ya sé, seguramente me preguntarás cómo me organizo con todo lo que hay por hacer. Para eso te traigo estas claves que son las que vengo trabajando y han influido mucho (para bien por supuesto :), en la forma en que gestiono mi emprendimiento .

 

Antes de empezar a enumerarlas, quiero hacer un paréntesis para aclararte algo que veo en muchas clientas y que puede servirte. Me dicen que hacen y sienten que no avanzan, que no ven resultado.

Por si te pasa a vos también: siempre en nuestro proyecto tendremos actividades que forman parte del “detrás de escena” y por otro lado otras que sí, que generarán un efecto visible en el resultado que queremos lograr. Todas son importantes y forman parte del “quehacer” diario al trabajar. Todas influyen indirecta o directamente en los resultados. Recordá también que las actividades forman parte de procesos. Algunos con resultados visibles, otros con resultados invisibles, inmediatos o que se verán en el corto/mediano plazo. Así que tranquila, cada actividad que hagas es algo más que contribuye.

 

Ahora sí!. por si querés anotar. Éstas son las 5 claves que te ayudarán en la Organización de Tareas de tu proyecto:

 

1- DEFINIR OBJETIVOS: los leemos en todos lados. Escuchamos un montón sobre Objetivos SMART y creeme que son la base para empezar a trabajar. Tenerlos registrados permite que trabajes con un fin en mente. Permiten ordenar tus actividades teniendo en cuenta el cumplimiento de lo que te propusiste lograr.

 

2- TENER UNA PLANIFICACION: de los objetivos se desprenderán los planes. Tenés que accionar, y el armar una Planificación es el camino para hacer que tus objetivos se cumplan. Planificación Trimestral, Mensual, Semanal, Diaria. Es tu mapa de ruta y también, influye a la hora de priorizar.

 

3- DEFINIR PROCESOS: nuestro proyecto es un conjunto de procesos que se interrelacionan entre sí. Como mencionaba al principio, estos procesos están formados por un conjunto de actividades que al ejecutarlas, logran un resultado.
Tema Procesos da para extenderse mucho. Por lo pronto para el tema que estamos hablando, te recomiendo hacer un listado de tareas y a cada una la etiquetes en un proceso/área de trabajo. Por ejemplo, crear contenido para redes (comunicación), diseñar mi producto/servicio (producción), lanzar campaña producto (comercialización), etc. Al tener las tareas agrupadas, te va a ser más fácil identificar lo que tenés que hacer en un tiempo dado de acuerdo a tus planes y objetivos.
No vas a hacer todas las semanas todas las actividades de cada proceso. Cada cual tiene su frecuencia.

 

4- ORGANIZAR ACTIVIDADES CON FECHAS FIJAS: les mencionaba el tema de la frecuencia. Aprovechando que tenés el listado armado agrupado con tareas, podes agregar una columna con la frecuencia de realización de cierta actividad. Esto te permite agendar en tu calendario qué actividades se hacen y cuándo. Por ejemplo, yo ya tengo en mi agenda las fechas fijas de planificación trimestral y mensual. Sé que las actividades de comunicación son semanales y que los lanzamientos de mis Servicios son una vez al mes, etc. Como verás, sin querer ya vas definiendo una agenda de trabajo acorde a lo que querés lograr y sin abrumarte en el camino.

 

5- USAR UNA HERRAMIENTA PARA LA GESTION DE TAREAS: nada sofisticado ni nada que complique. La idea es que registres allí las actividades que tenes por hacer en una semana dada y vayas marcando sus respectivos status. Puede ser un excel, alguna herramienta online, Post it en la pared si preferís el papel. En mi caso, tengo un excel, uso colores y etiquetas para marcar los status. Por ejemplo, “Pendientes” en color rojo, “En Curso” en amarillo (actividades en las que estoy trabajando en ese momento) y “Complete” en color “Verde” (las actividades terminadas).
De esta forma tengo un pantallazo general de como vengo en mi semana.

 

Con esto tendrás más que suficiente y creeme que trabajar de forma organizada con las diferentes tareas es saludable para tu proyecto y para vos también.

 

Si te sirvieron estas claves o si tenés otras buenas prácticas para compartir te invito de dejar por aquí abajo tu comentario.

 

Nos vemos en el próximo post!