Qué importante es saber cerrar etapas y tomarse tiempo para revisar como fue en este caso un año de trabajo. Creo es algo fundamental antes de empezar a pensar en lo que queremos para el próximo año. Nos da la seguridad de que celebramos logros, capitalizamos errores e identificamos todo eso que aprendimos para tenerlo en cuenta más adelante.

Como estoy cerrando mi primer año como emprendedora quiero compartirte cómo hice yo para cerrar mi año :). Soy un tanto metódica y si bien sé que no hay recetas mágicas, me gusta recomendar lo que me sirve por si sirve a alguien más.

Para empezar este ejercicio de cierre necesitas dos horas, un lugar tranquilo y como siempre digo algo rico para tomar y buena música también (¿porque no?), ¿estás lista?.

– Hacé un calendario mensual ó una línea de tiempo y hacé memoria de como fue cada mes en cuanto a actividades generales de tu proyecto: diseño de productos/servicios, lanzamientos, logros, ventas, redes.

– Revisá el año y marcá con diferentes colores lo que fue bien, lo que no fue tan bien, lo que se puede mejorar.

– En una hoja escribí los procesos importantes que funcionaron bien en el proyecto, de esta forma los dejas documentados,  por ejemplo: El proceso de Crear Contenido para redes, el proceso de Diseño de Productos/Servicios, etc.

– En otra hoja escribí las Lecciones Aprendidas (las famosas Lessons Learned) de este año, es decir, anotá todo lo que aprendiste este año mientras ejecutaste tu proyecto. Si trabajas con alguien o con equipo lo ideal es que puedan identificarlas entre todos. Registrarlas y revisar qué se aprendió, siempre que eso sirva para considerar en este u otros proyectos.

– Celebrá cada logro y sino los hubo celebrá igualmente el vivir o traspasar por procesos que seguramente te llevarán a algún resultado, paciencia que todo llega!.

Ahora disfrutá de este cierre y recargá energías para seguir con este y todos los proyectos que tengas en mente!

Besos