Mitad de año. Llegamos un tanto despeinadas con el tsunami que dejó la primera parte del año. Vemos el calendario y nos quedan seis meses más por delante. “¿Por donde empiezo?. Me quedaron cosas pendientes. Quiero concretar lo que tengo en mente.”, entre otras cosas más que conversamos con nuestra almohada.

 

La linda noticia es que aún queda tiempo hasta fin de año y es un tramo más para seguir con el entusiasmo que tenemos. Pero detalle no menor, el tiempo será bien aprovechado si contamos con un Plan que nos marque la ruta a seguir.

 

Hace un poco de ruido esto de planificar en tiempos de incertidumbre no?, pero es justamente donde más foco necesitamos poner. Sabemos que hay variables que no manejamos, pero hay otras que sí, y que dependen 100% de nosotros.

 

Como he pasado por esta situación y estas ganas de aprovechar bien los meses que quedan, te comparto lo que tenes que hacer para Planificar bien tu próximo semestre. Tomá nota que después de seguir estas simples instrucciones tendrás un Plan listo 🙂 :

 

—>Tener un fin en mente: pensá en eso que queres lograr. Proyecto de trabajo, proyecto personal. Acudí a la visualización e imaginate, en tiempo, lugar y sobretodo en como queres sentirte también.

 

—> Pensá en el camino inverso: en vez de acudir a la lógica “pasos a seguir para llegar a…”, situate en el resultado que quieras lograr y planificá de “atrás para adelante”. Muchas veces es más fácil. Anotá en forma de lista todas las acciones que se te ocurran sin importar orden.

 

—> Ordená: tenes el listado de acciones a realizar. Ahora asignales un orden, ése que lleve el logro del resultado final.

 

—> Asigná duración: cada acción o actividad conlleva un tiempo (tema no menor). Anotá al lado de cada acción el tiempo que te llevaría completar cada una de ellas. En horas, en días, en lo que sea necesario. Necesitas tomar dimensión de cuanto tiempo conllevará cada una.

 

—> Armá tu línea de tiempo y agendá: así de simple. Como cuando estudiábamos historia :). Línea de tiempo y los meses que tenemos por delante. Tomá la lista de acciones que armaste y situalas en el momento que corresponda. Tené en cuenta la duración de cada actividad.

 

—> Asigná recursos: ahora que tenes el plan armado podes agregar lo que necesites para llevar a cabo cada actividad. Recursos: físicos, humanos, financieros, etc.

 

Por supuesto, ésta es una forma ágil de planificar. Ahora podes pasar tu Plan en papel y pegarlo en un lugar visible, podes pasarlo a algún planner digital. La idea es tenerlo a mano como mapa de ruta, que nos sirva de guía para ver como seguir y para hacer seguimiento a medida que avanzamos.

 

Ya no hay excusas. Plan armado para los próximos meses. Solo queda pasar a la ACCION, disfrutar del PROCESO mientras hacemos para después celebrar LOGROS :).

 

Ahora quiero que me cuentes si esto te sirvió y si ya pudiste armar tus planes para los próximos meses.

 

Hasta el próximo post!