La frase dice…

LO QUE NO SE MIDE NO SE PUEDE CONTROLAR; LO QUE NO SE PUEDE CONTROLAR NO SE PUEDE GESTIONAR.

¡Qué tema este de medir lo que se hace!. Muchas veces uno trabaja inmerso en una rutina con sinfín de actividades. Pasan los meses, pasa el tiempo y resulta que cuando te das cuenta, no has medido lo que has trabajado para saber a fin de cuentas si todo lo que hiciste valió la pena, si estuvo bien o no, si necesitaste tomar decisiones. ¿Te pasó?, sé es una necesidad que muchas emprendedoras tienen así que si sos una de ellas, seguí leyendo porque esto te puede servir para empezar a interiorizarte en el tema.

A veces asociamos la palabra “métrica” a algo complicado y no sabemos bien a qué se refiere. Se habla de métricas en gestión de emprendimientos, a cualquier tipo de variable que puede ser usada para medir el desempeño de algún aspecto de tu proyecto que sea importante y quieras controlar. Una métrica debe ser o estar basada en un valor numérico que nos dé una visión objetiva del estado de una variable.

 

¿Cómo se las identifica?
Normalmente a través de lo que se llaman los KPI.

 

¿Qué son los KPI?
Ésta es una sigla en inglés que se refiere a “Key Performance Indicator”, sería en español “Clave de Desempeño” ó “Medidor de Desempeño” y hace referencia a una serie de métricas que se utilizan para sintetizar la información sobre la eficacia y productividad de las acciones que se lleven a cabo en un negocio con el fin de poder tomar decisiones y determinar aquellas que han sido más efectivas a la hora de cumplir con los objetivos marcados en un proceso o proyecto concreto.

 

¿Para qué sirven?
Son una excelente herramienta para hacer seguimiento y control de tu planificación y acciones. Te permiten discernir entre aquellas acciones que son más y menos rentables, y sobretodo el grado de cumplimiento de los objetivos fijados. Siempre se recomienda que la implementación de KPI, sean como consecuencia de una correcta planificación estratégica.

 

¿Cómo se representan los KPI?
Generalmente a través de “cuadros de mando” para que gráficamente sea más fácil y rápido visualizar el estado de nuestro emprendimiento y podamos tomar decisiones que nos permitan seguir en el rumbo que estamos ó hacer correcciones o mejoras.

 

Ejemplos de KPI para tu Emprendimiento:
Existen diferentes KPI, todo dependerá de cada emprendimiento y su modelo de negocio. Los indicadores que son relevantes para un proyecto no necesariamente tienen que serlo para otro.  Existen indicadores de gestión económicos, de producción, financieros, de calidad, de logística, de servicio. Te dejo algunos ejemplos de KPI de marketing  y gestión comercial:

-Ingresos y Costos: ventas por producto, costos de producción por producto, total de ventas, ganancia mensual, etc.

-Gestión Comercial: cantidad consultas recibidas, cantidad de presupuestos enviados, cantidad de productos/servicios lanzados, etc.

-Marketing online para Redes Sociales: número de seguidores, cantidad de posts publicados, cantidad de comentarios.

Los indicadores pueden ser muchísimos y variar como te decía antes, de acuerdo al tipo de emprendimiento que tengas. Es clave que identifiques los que realmente te ayuden a medir lo que haces.

 

Ahora contame, ¿estás midiendo lo que haces?, ¿de qué manera?, ¿necesitas ayuda?

Espero te haya servido 🙂

Nos leemos en el próximo post!

Cotty