Confieso que me gusta la palabra “reinventar”. Nos obliga a ver lo que hacemos desde diferentes ángulos para poder buscar una salida a la situación que te toca vivir como emprendedora.

 

En momentos de incertidumbre “reinventar” es imprescindible. Ofrecer nuestro producto/servicio a un mercado que va fluctuando, mientras vamos haciendo redefiniciones, digamos que esto es parte de los pequeños desafíos que nos tocan al emprender.

 

Antes que cualquier pregunta que te ayude a empezar con esto de reinventar, te invitaría a pensar primero en el “porque” y “para que” reinventar. Busquemos los motivos reales que eso nos impulsará aún más. Ahora sí, te pido que busques cuaderno o lo que quieras para anotar así respondes estas preguntas.

 

Para ayudarte en esta “reinvención”, lo que te quiero compartir hoy son preguntas para que vayas analizando cada parte de tu proyecto e identifiques en donde es que sentís tenes que “dar un pequeño giro”:

 

El propósito de tu proyecto:
¿Sigue en pie?, ¿te entusiasma hacer lo que hacés?, ¿que es lo que más te gusta?, ¿modificarías algo de ese propósito?

 

Tus planes a corto/mediano plazo:
Siempre tenemos iniciativas o modelos de negocio a los cuales llegar con nuestro proyecto. ¿Pudiste implementar alguno de ellos?, ¿cuán cerca o lejos estás de ese modelo que te inspira?

 

Educación y Entrenamiento:
¿Cuál es la brecha entre lo que sabes hoy y lo que necesitas saber para llevar tu proyecto a otro nivel?, ¿estás haciendo algo para acortar esa brecha?

 

Tu cliente:
¿Cuál es la situación que está viviendo hoy?, ¿qué necesidades tiene o puede llegar a tener?, ¿tiene fácil acceso a tus productos/servicios?

 

Tus productos/servicios:
¿Responden a las necesidades que tiene o pueden llegar a tener tus clientes?. Si la respuesta es si, genial. Si es un no, ¿es posible rediseñar lo que ofrecés?, ¿es posible encarar el ofrecimiento de tus productos/servicios desde otro lado?.

 

Tenes experiencia y suficiente “know how” sobre un tema determinado:
¿Estás explotando todos tus talentos en tu proyecto?, ¿crees que podes compartir ese conocimiento con otros?, ¿les serviría?, ¿para qué?, ¿bajo qué formato lo ofrecerías si pudieras venderlo?.

 

Vendes sólo productos:
¿Contás con los mecanismos suficientes para la entrega de los mismos en momentos difíciles?. ¿Tenes una tienda online?

 

Llegado a este punto, además de haber pensado mucho :), quiero que identifiques o marques con color aquello que sentis necesitas cambiar de acuerdo a las respuestas. Marcá lo que sea necesario y tenelo en mente para ir pensando posibles alternativas en cada caso.

 

Ahora, hay algo importante cuando hablamos de reinventar y tiene que ver con nuestra capacidad de actuar. Con nuestra capacidad de hacer entre la idea y la acción. De nada sirve decidir trabajar con una nueva definición si la vamos a implementar a los 6 meses. El objetivo de la reinvención quizás ya se perdió y para el contexto en el que se implemente ya no tenga sentido. Reinventá, decidí, implementá, sin dar vueltas, sin complicarse. Para los detalles ya habrá tiempo.

 

Ahora quiero que me cuentes, ¿has reinventado algo en tu proyecto en este último tiempo?, ¿has creado/implementado algo nuevo?, te leo en comentarios!